Juanjo     Fecha  25/10/2010 09:52 
Host: No mostrado/ Not shown    IP: No mostrado/ Not shown    Sistema: Windows XP


Volver al foro Responder Covarrubias   Admin: Borrar 	mensaje
 
Mensaje
COVARRUBIAS 2010
VIERNES... acogedor recibimiento.
¿aonde vais tantos? Que no cabis ¿Pero cuántos sois? Así nos recibieron en este magnífico pueblo nada más llegar. Resulta que la casa rural, reservada para ocho personas, estaba prevista para cinco na más. No paso nada y al final se solucionó todo afortunadamente. Rápidamente cenamos un poquillo, y preparamos el botellón hasta las cinco de la mañana... ahí es na¡¡¡ Botellón descafeinado porque fue techado, en casa, pero bien aderezado.
SABADO... stressssante programa turístico.
Frescos como lechugas, aunque mermados por los pelotis, amanecimos dispuestos a conocer el entorno, que entrevimos en la oscuridad, anoche a nuestra llegada... QUE PASADA¡¡¡
Es un pueblito viejito, con 600 habitantes, todas las casitas cuidadas y mantenidas como antaño. No se permite el aparcamiento en sus calles, y la circulación de vehículos nada más que la justa para carga y descarga... FASCINANTE¡¡¡ Por eso no se pudo hacer nuestro famoso botellón. Sin más tiempo para saborear el casco urbano, corrimos hacia el rio, PEDAZO de rio, para hacer un poco el ganso, saltar un poco entre las piedras, cruzarlo, volver al pueblo y comer... JODER QUE CORDERO mas güeno que nos metimos palcuerpo. El programa seguía con una visita al museo, que decidimos no hacer por unanimidad, ya que la siesta nos llamaba a gritos después de tanto comer. Pero ni siesta ni na de na. Fue sentarse en el sillón descansar diez minutos escasos y salir corriendo a Santo Domingo de Silos a ver a los monjes cantar y a Yecla a flipar con el desfiladero y sus buitres. Vuelta a Covarrubias con el tiempo justo para cenar y tomar unos pelotis padesengrasar.
DOMINGO... el día D a la hora H
Lo primero y más importante, nada más levantarnos, ver la salida del Gran Premio de F1. Después cosas más intrascendentes, como ver que tiempo nos hacia (teníamos previsión de lluvias), preparar las bicicletas, inflar las ruedas, inscribirnos convenientemente a la marcha, na... esas cosillas. Resueltos todos estos trámites, salimos como motos, nunca mejor dicho, porque padecí los primeros kilómetros con un tío en moto delante de mí, que iba atufándome con sus humos, pensando yo que estaba en medio del Paseo de la Castellana. Y a los siete kilómetros empezaron nuestros problemas (para no perder la costumbre) Comenzaba a empinarse el camino hacia arriba cuando de pronto se forma una pequeña montonera. Un corredor ha parado, otro a su lado y los que iban detrás, pues también, lógicamente. Yo observaba esto detrás en la distancia. Cuando llego, resultaron ser dos AL.CONES. Sergio y Eduardo. Pregunto y me dicen que no pasa nada... continuo la dura ascensión y sigo pasando AL.CONES hasta coronar donde paro para hacer unas fotos, reagruparnos de nuevo y continuar. Resultó que la avería de Sergio fue severa, tanto como para tener que abandonar (lo hizo Eduardo en su lugar). No estábamos todos aún, cuando llegó la moto que cerraba la carrera comunicándonos que no venia nadie detrás. Osease, Eduardo abandona por avería, y Javi y Agustín también abandonan porque les va increpando el fulano de la moto... pues vaya ritmo lleváis, así no llegamos al avituallamiento, pues os quedan tres cuestas peores que esta, pues tal, pues pascual, pues... tira y déjanos en paz¡¡¡¡, copón, que ya iremos nosotros por donde queramos.
Continuamos, juntos padeciendo subidas y padeciendo bajadas, que había que verlas también, hasta el sorprendente avituallamiento con el que nos agasajó la organización, a base de chorizo, queso, tortillas, vino, cerveza... muy reconstituyente, rite de las barritas esas. Continuamos la marcha por parajes espectaculares, montes, ríos, pueblos minúsculos, cervatillos, buitres, AL.CONES, de to había.
Nos plantamos de nuevo en Covarrubias, tras unas rampas tremendas, para ducharnos y comer junto al resto de participantes. Tras la comida se hizo el reparto de trofeos, siendo premiado el Club AL.CON (desplazamiento más lejano) y el sorteo de regalos donde también pillaron cacho dos de nuestros integrantes, Manolo y el Sr. Jurado.
Después hubo, incluso, tiempo para pasar por el Corte Inglés, recogida de trastos y vuelta a nuestros lugares de origen. Fantástico fin de semana, en buena compañía y sintonía. Agradecer a Ruth, a su hermano, y a toda su gente el acogimiento y dedicación que nos han prestado. Que sepan que estamos dispuestos a devolvérselo en Caracenilla. Ala ahí queda este ladrillo.
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               
 

Respuestas (6)
 
  • » Covarrubias « - Juanjo - 25/10/2010 09:52 


Volver Responder
 
Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Enlace a una
imagen

Mensaje                                                            Emoticonos disponibles