Bernabé Aldeguer Cerdá, candidato EUPV     Fecha  28/03/2011 11:42 
Host: 178.236.114.210    IP: 178.236.114.210    Sistema: Windows NT


Volver al foro Responder LA ÉTICA EN LA POLÍTICA DE LA ROMANA VENDRÁ CON ESQUERRA UNIDA   Admin: Borrar 	mensaje
 
Mensaje
Estimados romaneros y romaneras; estimados compañeros de LA ROMANA DIGITAL:

Uno de los principales problemas de la actividad política y de la gestión a cargo de las Administraciones Públicas proviene de la falta de confianza que los ciudadanos muestran hacia estas instituciones.

Sin ahondar en los datos demoscópicos que ubican a los partidos entre los tres principales problemas según datos del CIS o que España se ubica entre los dos primeros países de la OCDE con menor interés y confianza en la política; una cosa es clara: sólo la transparencia, la ética pública, la integridad de los políticos, la participación ciudadana y una gestión acorde con las expectativas y necesidades de los ciudadanos pueden ser las palancas de acción que nos lleven a recuperar el buen y necesario nombre de la acción pública.

Para ello no sólo es necesario un código penal fuerte que proteja a la Administración de los delitos contra ella y la democracia (Título XIX del Código Penal: Malversación, Fraude, Cohecho, Tráfico de Influencias, prevaricación y otros tipos); y tampoco es suficiente con una adhesión simbólica a Códigos y Cartas de Buenas Prácticas: porque sin un compromiso de toda la organización (en el nivel estratégico, directivo y operativo –funcionarial / laboral), cualquier planteamiento de mejora y modernización no será sino una estrategia vacía, cargada de marketing y que al final acaba por ser una forma de entretener y saciar las ganas de diligencia y ética pública de la ciudadanía a través de juegos florales.

Y en este sentido, no resulta únicamente necesaria por tanto la adhesión a diferentes cartas de Buenas Prácticas en la gestión pública, como nuestros ayuntamientos están comenzando a suscribir: véase La Romana. Esta adhesión, si no va unida de una práctica diaria y coherente acorde con estas cartas, puede tener un efecto contraproducente: ¿por qué?, pues porque dichos documentos incrementan las expectativas de la ciudadanía en aquello que esperan de la Administración, de tal forma que la diferencia o caída entre lo esperado y lo obtenido (que continúa siendo “nada”), conlleva una crisis de legitimidad todavía más grave, afectando así a la confianza en las instituciones democráticas.

Además de todo ello, un aspecto actual viene dado por el incremento de la inversión pública en momentos como el actual, lo cual ha provocado una subida exponencial de los contratos públicos. Del mismo modo que en su día se puso de manifiesto la relación directamente proporcional entre especulación inmobiliaria y corrupción (más especulación y construcción, más corrupción), hoy nos encontramos con otro hecho derivado, precisamente de la crisis de aquél modelo. Y así, como se ha señalado desde diferentes instancias, la contratación pública es la actividad gubernamental más vulnerable a la corrupción en los países miembros de la OCDE y otros (Panorama de las Administraciones Públicas 2009; INAP y OCDE).

A partir de ahí, surgen distintas recomendaciones incluidas en textos tales como:

-Integrity in Public Procurement: Good Practice from A to Z. (Integridad en la contratación/adquisición pública: buenas prácticas de la A a la Z).

-Trust in Government: Ethics Measures in OECD Countries (Confianza en la Administración: Medidas éticas en los países de la OCDE).
- Pero un documento ético es, ante todo, nuestro programa electoral y nuestro ideario colectivo y democrático.

Textos que, llevan a la dirección de avanzar en una mayor extensión de las declaraciones de conflictos de intereses, prevención de la corrupción en el marco de la contratación pública y las declaraciones de interés público (amparo de la denuncia de irregularidades en el sector público: v. gr., el paradigmático artículo 40 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal de Francia).

En municipios como los de nuestro entorno, y La Romana en particular, es preciso dar un salto cualitativo hacia la transparencia y el mejoramiento de las técnicas de gestión pública desde la integridad de nuestros políticos, en base a un compromiso que sea la base de toda la conducta y gestión, y no sólo un brindis al sol vacío de contenido y compromiso. Los romaneros ya están hartos de tanta ineficacia e incompetencia manifiesta.

Un pasado cargado de irregularidades, junto con un gobierno actual que suscita todo tipo de dudas a través de su oscurantismo y opacidad, soberbia y falta de respeto al ciudadano, son argumentos más que suficientes para demandar una reforma total que incluya una consideración del ciudadano como centro de cualquier proceso administrativo y de decisión, todavía más cuanto más importante es la decisión a adoptar (PGOU, por ejemplo). Y en eso Esquerra Unida está convencida y preparada.

LA ROMANA HA SIDO VÍCTIMA DURANTE DÉCADAS DE UNA CLASE POLÍTICA MEDIOCRE Y CACIQUIL QUE HA LLEVADO A QUE LA CIUDADANÍA NO CREA EN LA POLÍTICA Y REDUZCAN A TODOS LOS POLÍTICOS A UN MISMO NIVEL. ESTO LO ÚNICO QUE PROVOCA ES QUE LAS PERSONAS ÍNTEGRAS, RESPONSABLES Y VERDADERAMENTE SERIAS QUEDEN EN DESVENTAJA, SIENDO POR OTRA PARTE UN REGALO Y UN CHEQUE EN BLANCO PARA LOS POLÍTICOS MEDIOCRES, INCOMPETENTES E IRRESPONSABLES QUE PRETENDEN HACER DEL CINISMO POLÍTICO LA PRINCIPAL BAZA PARA SU IMPUNIDAD: UNA FORMA DE JUSTIFICAR Y LEGITIMAR SU BAJO PERFIL POLÍTICO.

Frente a esto, considero que EUPV puede ser una oportunidad para convertir nuestro proyecto en un proyecto de pedagogía política, que deje a un lado los garrafales errores de políticos que han destruido el buen nombre de la política por deliberada falta de compromiso.

POLÍTICOS IRRESPONSABLES, CARENTES DE TODA IDEA SOBRE LO COLECTIVO Y CON UNA IDEA DE LA POLÍTICA EN LA QUE EL CIUDADANO OCUPA EL ÚLTIMO LUGAR, Y QUE SÓLO SE BASA EN LAS APARIENCIAS PERSONALES Y EL AMIGUISMO.

Y es que, cuando un proyecto como el de EU pone al ciudadano en el centro de todo, nuestras propuestas podrán ser mejores o peores, pero no cabrá duda de que ese lugar central del ciudadano, será una garantía de que todo lo decidido, será sin lugar a dudas una decisión acorde con sus intereses y toda una muestra de una gestión pública como la que propone EUPV: participativa, seria, responsable y, en definitiva, una forma de gestión de la cual La Romana no debiera perder la oportunidad de dotarse.

Si deseas ponerte en contacto con el equipo de EU, y conmigo como candidato a la alcaldía de La Romana por esta formación y como servidor público, os facilito mi número de teléfono (699798476), así como mi e-mail personal ([email protected]), quedando de esta forma a vuestra plena disposición para que me hagáis llegar vuestras sugerencias y propuestas de cambio para La Romana y que de esta forma todos contribuyamos en esta oportunidad histórica que se le presenta a La Romana. ¿La dejarás escapar?

En nombre del excelente y unido grupo de trabajo de EUPV,

Bernabé Aldeguer Cerdá.
Candidato a la Alcaldía por EUPV.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                
 

Respuestas (0)
 
  • » LA ÉTICA EN LA POLÍTICA DE LA ROMANA VENDRÁ CON ESQUERRA UNIDA « - Bernabé Aldeguer Cerdá, candidato EUPV - 28/03/2011 11:42


Volver Responder
 
Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Enlace a una
imagen

Mensaje