Borrar Mensaje Luis

Fecha  26/03/2006 09:56
 
Procedente de:    No mostrado/ Not shown     Navegador:    Internet Explorer 6.x     Sistema Operativo:    Windows XP
 
 


 textos periodísticos / textos artísticos
Respecto al interesante (y apasionado) debate que ha abierto Luisa me gustaría hacer algunas consideraciones, aunque en primer lugar tendría que referirme a las alusiones de José Luis López sobre mis “disgresiones” en las que ve “gato encerrado” (o eso he creído entender): ¿podrías ser más preciso, amigo José Luis?.

Por lo demás se han cruzado en el debate alusiones a dos tipos de textos: los periodísticos y los artísticos. Considero que está muy bien lo que propone Luisa de ir a los textos artísticos en busca de orientación y creo que ese es el objetivo fundamental de la asociación y de la revista T&F, sin embargo, y dado que el análisis de un texto artístico requiere tiempo, dedicación y un espacio considerable para ser expuesto, quizá no debemos depositar demasiadas esperanzas en que pueda realizarse en un foro como este. Sin embargo los textos periodísticos pueden ser más apropiadamente analizados aquí, ofreciéndose el foro como complemento al resto de nuestra labor (aunque desde luego debemos estar abiertos a todo tipo de textos).

Reflexionar sobre los textos periodísticos: eso es lo que yo proponía con el meta-texto de Arcadi, quizá un poco apresurado (es de un blog en el que escribe todos los días) sobre cómo se construye un discurso dominante acerca del terrorismo etarra en los periódicos. Dado que el propio Arcadi acaba de publicar un artículo en “El Mundo” a favor de que la gramática y la lógica gobiernen la política y el periodismo, he de decir que tiene parte de razón Vidal en lo que dice, ya que Eta es la que “decide” dejar de matar (quizá es que no “puede” hacer ahora mismo otra cosa: confío muy poco en su buena voluntad); pero lo que yo suscribía es la precisión de que, dado que se trata de una pandilla de criminales, no se les puede investir de prerrogativas o poderes estatales o para-estatales como “decretar” o “dictar” una tregua. Muy por encima está y debe de estar el Estado de Derecho que es, o debería ser, el que en todo momento llevara la iniciativa y la capacidad de dirigir este proceso, en el que de lo que se trata es de cómo lidiar con un grupo de delincuentes, respecto al cual no se ha demostrado en absoluto que deseen dejar de delinquir.

El problema de fondo es que durante décadas a Eta se la ha considerado (en los discursos políticos, ideológicos y periodísticos dominantes) como un “estado en la sombra” que ha rivalizado con el estado español en cuanto al monopolio de la violencia. Esa es su mayor legitimidad, adornada además con envolturas imaginarias del tipo de que los terroristas son “muy listos”, y dominan la táctica y la estrategia, cuando lo único que han demostrado dominar es el crimen más vil, canalla y traicionero.

Estamos así de lleno en el problema que plantea Luisa: el del prestigio de los malvados. Pero habría que distinguir entre cómo se manifiesta ese prestigio en los textos políticos y periodísticos (donde debe ser combatido desde la lógica y la gramática, como dice Arcadi, es decir desde la razón y los hechos) de lo que ocurre en los textos artísticos. En los textos artísticos se manifiesta el deseo, primero del autor o autores que lo crean, luego de los lectores / espectadores que lo recrean. Ese deseo puede deslizarse por lo imaginario y disgregarse en pulsión, en puro goce escópico (el prestigio del psicópata, de la psicopatía y del mal en general en los textos posmodernos) o bien reconstruirse en lo simbólico, como metáfora de la Ley. Hay películas, pocas desde luego, que apuntan por ahí y otras se mueven entre la constatación de lo primero (dominante en nuestra cultura) y el anhelo de lo segundo, tan difícil, desde luego, como describe Luisa.

En todo caso, sigamos con nuestra labor de reivindicar esos textos reconstructores de una ley deseable, analizándolos. Mientras tanto está también el esfuerzo y el valor de tratar de orientarnos en la selva de la actualidad.
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               


Respuestas (5)



Volver al foro

Responder

Normativa de este foro

Objetivo:

Debatir de una manera amplia y abierta sobre todo tipo de textos ya existentes.

Normas:

Serán susceptibles de ser borrados sin previo aviso todos los mensajes que:

1. No hagan referencia a un texto pre-existente. Es un requisito que se copie (si su tamaño lo permite) o que se cite explícitamente el texto al que se hace referencia.
2. Sean anónimos.
3. Invadan la privacidad, utilicen un lenguaje inapropiado o sean de contenido ofensivo.
4. Formen parte de envíos masivos, publicitarios o mensajes que no hayan sido escritos específicamente para este foro.

En la dirección info@tramayfondo.com se responderá a cualquier aclaración sobre las normas del uso del foro.

Nombre / Nick
EMail
Subject / Titulo
Link a tu Web
Recibir un email cuando mi mensaje sea contestado
Mensaje