Borrar Mensaje Secretraría Federación Española

Fecha  6/07/2015 02:26
 

Procedente de:
   No mostrado/ Not shown

Navegador:
   Netscape 5.x

Sistema Operativo:
   Windows XP

 
 


 Sangre y plasma. Diario Las Provincias
Los donantes quieren dar más y mejor
• Las organizaciones piden más implicación de la Administración para fomentar esta práctica entre los jóvenes. España importa cada año más de 300.000 litros de plasma, sobre todo desde Estados Unidos, aunque también de Brasil y China
• DANIEL ROLDÁN | MADRID
6 julio 201500:34

El centro de transfusiones del hospital universitario Gregorio Marañón de Madrid es un ir y venir de personas. Aunque para el neófito encontrarlo es complicado, enseguida se aprecian los sillones y la maquinaria para las donaciones de sangre. En la minúscula sala de espera, se agolpan los veteranos del lugar y algún atribulado padre que acaba de abandonar la maternidad contigua para dar un poco de sangre 'engañado' por las enfermeras. Gente joven, poca. La donación no está tan de moda, aunque a este club se afiliaron el año pasado 194.952 personas. «Muchos solo vienen una vez y ya está», argumentan. Son 43.222 menos incorporaciones de las que se produjeron en 2013.
LA CIFRA
30

dólares (unos 27 euros) por litro de sangre es lo que se suele pagar en Estados Unidos, donde se contempla la recompensa por donar. En España, no está previsto cambiar la gratuidad de esta actividad.
Los motivos de este descenso, señalan desde la Federación Española de Donantes de Sangre (Fedsang), son varios. La primera es la «intensidad de la vida actual», lo cual obliga a que las donaciones sean más esporádicas y puntuales; en segundo lugar se sitúa el «complejo contexto socioeconómico», que determina un nivel de prioridades en el seno de las familias. Y en tercer lugar, la sensación que tienen los donantes de que la sociedad considera que el trabajo ya está hecho, que se ha terminado. «Nos hemos convertido en parte del paisaje. Siempre estamos ahí y siempre respondemos», comenta Martín Manceñido, presidente de los donantes españoles.
Esta presencia continua, nieve, truene o la canícula esté trabajando de lo lindo, ha provocado otro efecto: la falta de campañas oficiales para fomentar esta actividad. «Solo se hacen cosas puntuales. Las administraciones no se lo toman en serio», explica Manceñido. Pone como ejemplo que el pasado día del donante de sangre, no participó nadie del Gobierno. «En otros países de nuestro entorno está el jefe del Estado», argumenta.
Este abandono no ha mellado la capacidad de los voluntarios. «La cobertura se ha completado. Nadie se ha muerto por falta de sangre. Se han culminado todas las necesidades en todo momento, pero hay que reconocer que ha habido valles, que se han resuelto con bastante rapidez, con la respuesta inmediata de los donantes del entorno o la colaboración interterritorial», explica el presidente de los donantes españoles. Pero, insiste Manceñido, gracias al trabajo de los 1,9 millones de donantes activos -aquellos que han acudido a su centro de transfusión al menos una vez en tres años-. «Tenemos que donar más», asegura Francisco del Amo, el recordman de donaciones en España, con 319. Una implicación que ha conseguido situar la tasa de donantes en 36 personas por cada mil habitantes. El salto hasta los 40 donantes se podría conseguir si se da un «empujoncito» y la apuesta por otro tipo de donación igual de necesaria.
La mitad, de fuera
La donación única de plasma es una de las principales reclamaciones de la Fedsang, ya que España tiene un serio déficit de plasma. Cada año se consiguen gracias a las daciones unos 300.000 litros. Pero se necesita justamente el doble. «La otra mitad hay que importarla, sobre todo de Estados Unidos, y se trae algo de Brasil y China. Es un plasma seguro, pero hay que pagarlo», apunta Manceñido. El país norteamericano es el principal productor de plasma debido a su población y a que se paga, lo cual es un alivio para las clases bajas que necesitan una ayuda para llegar a fin de mes. También se paga -cualquier donación- en países de nuestro entorno como Alemania y la República Checa.
El plasma es una sustancia compuesta en un 90% de agua y en un 7% de proteínas que se usan en la industria farmacéutica para la creación de medicamentos, y es fundamental, ya que no se puede fabricar de manera artificial. Por eso, los donantes piden que se fomente este tipo de entrega, que no afecta a la tradicional. Igual pasa con la entrega de plaquetas. «Podemos lograr plasma de origen nacional. Además no afecta a la donación ordinaria. El plasma se puede donar cada quince días porque se recupera de forma inmediata», señala el presidente de los donantes. Por este motivo quieren que se «fomente la plasmaféresis», es decir, un proceso por el cual el donante se conecta a un separador celular que centrifuga la sangre. Saca el plasma y devuelve el resto al riego sanguíneo. También se puede hacer con las plaquetas -plaquetoféresis-; e incluso las dos operaciones al mismo tiempo. Pero lo importante es que se vuelva a donar, que el donante vuelva a ser visible.
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               


Respuestas (0)
  • » Sangre y plasma. Diario Las Provincias « - Secretraría Federación Española - 6/07/2015 02:26



Volver al foro

Responder
Nombre / Nick
EMail
Subject / Titulo
Link a tu Web
Recibir un email cuando mi mensaje sea contestado
Mensaje