anna soriano gimeno    asorianoguoc@gmail.com Fecha  8/07/2019 14:19 
Host: No mostrado/ Not shown    IP: No mostrado/ Not shown    Sistema: Windows 95


Volver al foro Responder Recuerdos del pueblo de mi mujer...   Admin: Borrar 	mensaje
 
Mensaje
Me dirijo al pueblo de mi mujer, Quintanilla de Arriba, para agradecer el trato de cariño de algunos de los habitantes del pueblo. No siendo mi pueblo natal, ni el de mis padres, durante los años setenta y ochenta, fui acogido con los brazos abiertos por el pueblo natal de mi mujer, la Angelines.
Teníamos un hijo con parálisis cerebral, el Jordi, y una hija más pequeña, la Anna. Guardo gratos recuerdos de mis estancias en Quintanilla de Arriba, sobretodo de los dueños del Bar El Ciervo, la tía Marina y el tío Goyo, que permitían que mi hijo enfermo pudiese pasar largas temporadas en el pueblo para su recuperación, ofreciéndole todo lo que tenían y más para hacer de su corta y limitada vida más agradable, sin pedirme nada a cambio.

Lamentablemente, tanto mi hijo Jordi, como mi mujer Angelines, nos dejaron hace unos años (en 1997 y en 2008).
Aunque para la familia Gimeno Redondo parece que nunca hubiésemos existido, porque nos calumniaron y fueron haciendo escarnios (como hemos sabido) desde la muerte de mi mujer, la Angelines en 2008. Nadie se puede llegar a imaginar el infierno de vida que, tanto el hermano de mi mujer como su padre, D. Pedro Gimeno Redondo, han hecho pasar en la ciudad donde residimos (Vilanova i la Geltrú, Barcelona).

Dichos señores nos han impedido tener contacto con el pueblo de mi mujer, quitándonos cualquier tipo de recuerdo, contacto con familiares... por no decir de las humillaciones públicas que el padre de mi mujer hizo en vida a todos nosotros, incluida a su hija Angelines.

Quiero añadir, que el resto de la familia Gimeno Redondo, y de la hija de la família Arranz, son cómplices e instigadores de escarnios, bulos, mentiras... y un sin fin de hechos que serían propios de una película de terror; como por ejemplo, echarnos de la casa donde veraneaba mi hijo enfermo, decir que mi hija ojalá estuviese muerta, incitarme ha realizar actos delictivos en mi propia empresa que no llegué a realizar, etc.

Aún así, sigo recordando las buenas personas del pueblo de mi mujer, personas como el Luis, el Ceci, el panadero, el carnicero... que siempre, tanto mi hija como yo, hemos llevado en nuestro recuerdo por tanto cariño que nos han brindado siempre que hemos ido.

La familia de mi mujer, Gimeno Redondo, ha escampado una serie de bulos, mentiras, escarnios que no se pueden probar contra mi hija especialmente. Siempre hemos querido volver a visitar el pueblo de mi mujer, pero delante de dichas acusaciones se nos parte el alma de cómo puede existir seres humanos tan crueles de eliminar a las personas que no hacen su voluntad y otras por seguir alimentando el escarnio y la difamación a cambio de un puñado de monedas.

Me gustaría volver algún día al pueblo natal de mi mujer y pasearme junto a mi hija, recorriendo aquellos lugares que tantos recuerdos me traen a la mente: las bodegas, la plaza del pueblo, el bar del viejo, la iglesia, la ermita... A mi edad me vienen todas las personas que me acogieron sin preguntarme ni de dónde venía, ni quién era; a aquellas que acogieron a mi pobre hijo enfermo que no podía ni caminar; a aquellas que siempre me dieron un plato de comida o un chato en busca de una buena conversación para levantarme el ánimos. A todas éstas, MUCHAS GRACIAS, SIEMPRE OS LLEVAMOS EN EL CORAZÓN.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                
 

Respuestas (0)
 
  • » Recuerdos del pueblo de mi mujer... « - anna soriano gimeno - 8/07/2019 14:19


Volver Responder
 
Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Enlace a una
imagen

Mensaje