Javier Navarro    regresoconhonor@hotmail.es Fecha  25/05/2016 00:28 
Host: 37.35.128.30    IP: 37.35.128.30    Sistema: Windows NT


Volver al foro Responder Re: Informacion de mi bisabuelo   Admin: Borrar 	mensaje
 
Mensaje
En nuestra base de datos solamente figuran los fallecidos.
En el caso de los sobrevivientes se debe acudir a los archivos militares de Guadalajara y Segovia para obtener sus hojas de servicio, donde podrán obtener más datos.
Si fue herido y quedo inutilizado para seguir en servicio, lo más seguro es que los repatriaran a la Península. En ese caso se puede seguir la pista a través del Diario Oficial del Ministerio de la Guerra, donde se publicaron los listados de las repatriaciones intermedias.
Únicamente le podemos ayudar en la narración de los hechos de armas que señala.
Sobre el combate de Caimito:
WEYLER NICOLAU, Valeriano. 1910. “Mi mando en Cuba”. Editorial: Felipe González Rojas, Madrid, 5 tomos.
T. IV, Pág. 135 y 136
MARZO, 1897
Día 4,-El general Rey, desde Bayamo, participa haber llegado a dicho punto después de haber encontrado en Caimito y Paso del Buey numeroso enemigo que estaba atrincherado en una extensa línea, batiendo el camino que seguía la columna, la cual iba seguida de otra que habla sido enviada a prevención por la orilla derecha del río; empeñado serio combate fueron tomadas las posiciones del enemigo después de hora; media de nutrido fuego, abandonando éste algunos muertos; una vez pasado el río continuó la marcha, sosteniendo en Sabana Barrancas un nuevo fuego con el enemigo, el que debió quedar quebrantado cuando no hostilizó de nuevo la columna en el camino que siguió para ir a Jucaibama, que se tomó para acelerar la llegada; la columna tuvo el primer teniente de la guerrilla de Bayamo, D. Luis Bertot herido grave, y leves el capitán de Artillería D. Rafael Tomé, el segundo teniente de San Fernando D. Manuel Pérez y el primer teniente de la guerrilla de Zarzal D, José Fernández; de tropa, ocho muertos, veintitrés heridos graves y veinticuatro leves.

HISTORIAL DEL REG. DE INFANTERÍA BAZA PENINSULAR Nº 6

Pág. 218, 219
(…) El combate de Caimito fue otro hecho de relieve marcial en los anales de este batallón, diciendo, refiriéndolo a un periodo militar en 1897:
“El día 3 de abril, conduciendo un convoy de Veguitas a Bayamo al mando del General Rey, correspondió marchar de vanguardia al batallón de BAZA, que mandaba el teniente coronel D. Adolfo Elola. Este valiente jefe fue mandando la extrema vanguardia, compuesta de dos compañías de su batallón, guerrilla montada del mismo, compuesta de 22 jinetes, y la de San Fernando de 21; al llegar a dar vista al enemigo, en el río Buey, que se encontraba atrincherado en la margen derecha del mismo, para impedir el paso y apoderarse del convoy, le recibió con nutridas descargas, aquel era numerosísimo, pero no obstante las formidables posiciones que ocupaba y las bajas que en los primeros momentos del fuego tuvieron dichas fuerzas, el Sr. Elola no vaciló un momento, pues con su acostumbrada serenidad y valor animando a sus soldados y secundado por sus valerosos oficiales, logró el triunfo pasando a vado el río entre una lluvia de balas, lanzándose sus tropas a la bayoneta, para lo cual antes mandó a su corneta de órdenes tocar alto el fuego, marcha y paso de ataque.
“Inmediatamente el referido jefe, al frente de aquel puñado de valientes soldados, que con gran arrojo e ímpetu se dirigía a las trincheras de los rebeldes, se las hizo desalojar, causándoles bastantes bajas y haciéndoles marchar en precipitada fuga, por lo cual se completó el triunfo por el Sr. Elola y fuerza de su batallón, así como por las guerrillas antes citadas.
“También es digno de mencionar en tan memorable jornada el batallón de Isabel la Católica y Guerrilla a pie del Zarzal y Jibacoa, que desde Veguitas fueron flanqueando la margen derecha del antedicho río y durante su trayecto hasta Caimito (río Buey); donde llegaron poco después de desalojadas las trincheras enemigas, fueron librando una serie de fuegos que, debido a ello y a la necesidad de tener que detenerse a l cura de los heridos, no se le dio a los insurrectos doble escarmiento, por más que aunque el ataque a las trincheras fue de frente, bien le llevaron y a buen paso las dejaron y muchos de ellos mascaron el polvo.
“El Excmo. Sr. General Rey, con sus acertadas medidas, serenidad y valor avanzó con la artillería, hasta el lugar de mayor peligro, y el capitán S. Romé hizo muchos y certeros disparos de cañón y salió herido.
“Las bajas que tuvimos fueron las siguientes: BAZA, 4 soldados muertos, 20 heridos; San Fernando, 7 heridos, Isabel la Católica, 10 heridos; artillería 2 muertos y 3 heridos, y las guerrillas a pie 2 muertos y 15 heridos.
“La mayor admiración fue que casi todos los soldados eran reclutas, y el día antes se habían fogueado, por lo que en dicha acción recibieron su bautismo de fuego.
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               
 

Respuestas (3)
 


Volver Responder
 
Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Enlace a una
imagen

Mensaje