Borrar Mensaje Rinconada

  • Host: No mostrado/ Not shown
  • IP: No mostrado/ Not shown
  • Navegador: Netscape 5.x
  • S.O.: Windows NT
email  
www  
Fecha  7/07/2020 11:34

Cuentos y leyendas de Rinconada
Mensaje
El Romance de "La Loba Parda"
Estando yo en la mi choza, pintando la mi cayada,
las cabrillas iban altas y la luna rebajada;
mal barruntan las ovejas, no paran en la majada;
Ví venir siete lobeznos por una oscura cañada,
venían echando a suertes, por ver a quién le tocaba.
Le tocó a una loba vieja patituerta y rabicana
que tenía los colmillos como puntas de navaja.
- ¿Dónde vas loba maldita? ¿Dónde vas loba malvada?
- Voy por la mejor borrega que tengas en la majada.
Dió tres vueltas al redil y no pudo sacar nada
y a la otra vuelta que dio, sacó una borrega blanca,
hija de la oveja churra, nieta de la orejisana,
la que tenían mis amos para el domingo de Pascua.
- ¡Aquí mis siete cachorros; aquí perra trujillana,
aquí perro de los hierros, a correr la loba parda!
Si me cobráis la borrega, cenaréis leche y hogaza
y si no me la cobráis, cenaréis de mi cayada.
Los perros tras de la loba, las uñas se esmigajaban;
siete leguas la corrieron por unas sierras muy agrias.
Al subir a un alto cerro, la loba ya va cansada,
- Tomad perros la borrega; sana y buena como estaba.
- No queremos la borrega de tu boca alobadada,
que queremos tu pellejo pa’ el pastor una zamarra,
el rabo para correas, para atacarse las bragas
De la cabeza un zurrón, para meter las cucharas;
las tripas para vihuelas, para que bailen las damas.

Recuerdo que Marcelino, el hijo de la Señora Saturnina, que fue pastor muchos años en Rinconada y un gran dibujante, nos ilustraba el bonito romance de “La Loba Parda” cuando éramos niños, pintando el paisaje de Rinconada sobre las lanchas de los poyos de alguna puerta, con la Sierra de Rinconada de fondo, el chozo, el pastor, las ovejas en el redil con sus corderitos y los malvados lobos merodeando mientras nos lo pintaba y recitaba a un grupo de niños ensimismados.
Todo termina y todo se acaba, esto también. Hoy que ya sólo nos queda la Sierra porque ya ni existe el chozo ni quedan pastores ni ovejas ni casi gente en Rinconada, es bonito recordar este cuento de nuestra infancia, sobre todo si corría el rumor por el pueblo de que había habido “lobada” la noche anterior y el lobo había matado dos o tres ovejas y herido y mordido a otras cuantas.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               



Han respondido



Volver al foro

 

Responder


Nombre / Nick:
EMail:
Subject / Titulo:
Link a tu Web
Recibir un email cuando mi mensaje sea contestado

Mensaje