Borrar Mensaje Rinconada.

  • Host: No mostrado/ Not shown
  • IP: No mostrado/ Not shown
  • Navegador: Netscape 5.x
  • S.O.: Windows 98
email  
www  
Fecha  26/01/2019 19:13

Heladas de enero
Mensaje
En estas mañanas frías y gélidas de enero , al salir el sol, camino de Rinconada, es una maravilla contemplar el paisaje blanco e inmaculado que han dejado las grandes heladas caídas por la noche. Cuando salgo de Salamanca, a las ocho de la mañana, el termómetro de la Puerta de Zamora marca dos grados bajo cero. Al pasar junto a los Hospitales veo que hay una tupida capa de niebla sobre el Tormes y en toda la ribera del Zurguén entre Salamanca y Aldeatejada. Dejada atrás el área metropolitana de la ciudad observo que en el Campo Charro se incrementa el frío y el termómetro desciende a menos cinco grados bajo cero. El vestido blanco y glacial que cubre el suelo de las dehesas salmantinas es de una belleza indescriptible. Poco a poco el sol se eleva sobre las brumas por el saliente y disipa la niebla matinal y la escarcha que blanquea las famosas y renombradas dehesas salmantinas de Turra, Tordelalosa y Sanchiricones. Mientras avanzo por la carretera observo que el termómetro oscila entre los cuatro y los dos grados bajo cero. Cuando la carretera enfila hacia Vecinos, antes de llegar a dehesa de La Torre, aparece al fondo, en el horizonte, como en una escena de teatro, nuestra famosa y conocida Sierra Mayor, enmarcada por el Pico de los Molinos y el Pico de los Ganchos. Paso la Sierra de Cortos y entro en los pueblos de la Huebra. El cielo está azul y brilla el sol. En el suelo se va difuminando la capa de escarcha helada que lo cubre. Observo alborozado que los picos más altos de nuestra Sierra se han puesto sombrero esta mañana; un sombrero de nubes blancas y algodonosas que yo antes nunca había visto. En torno al Pico Cerbero, Al Pico de Los Ganchos y al Pico de La Corona se han acumulado en círculo algunas nubes blancas y espesas que adornan el paisaje y le dan un aspecto celestial. Cuando paso entre el Castillo de Tejeda y las ruinas del antiguo Convento de San Antonio veo que el termómetro ha subido a cero grados. Cuando llego a Rinconada marca dos grados sobre cero. Luego me voy a la Perdiguera y subo al Teso Saitino. Allí el termómetro marca seis grados a las once de la mañana. Desde allí veo la Torre del Castillo de Tejeda y a veces oigo doblar las campanas de Tejeda, de Navarredonda y de Rinconada. Así transcurren los días en estas frías y gélidas mañanas de enero.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                



Han respondido



Volver al foro

 

Responder


Nombre / Nick:
EMail:
Subject / Titulo:
Link a tu Web
Recibir un email cuando mi mensaje sea contestado

Mensaje