nicasio    pilinika@yahoo.es http://www.nicasiofernandez.es Fecha  7/02/2010 01:03 
Host: No mostrado/ Not shown    IP: No mostrado/ Not shown    Sistema: Windows XP


Volver al foro Responder Re: CLIENTE QUE NO PAGA   Admin: Borrar 	mensaje
 
Mensaje
>Hola Nicasio:
>
>En primer lugar agradezco la respuesta que me diste el otro día, pero se me plantea otra cuestión dentro de este tema. Si el cliente no paga una factura, sé que tengo que hacer un asiento de la 436 a la 430 pero ¿y después?, porque se declararon unos ingresos y un iva que no se han recuperado, tengo que hacer algún otro tipo de asiento y cuánto tiempo tiene que pasar entre el asiento de dudoso cobro y este otro?.
>
>Gracias otra vez
>Paula

Hola Paula:
Te adjunto documento que te ayudará a resolver tu pregunta.
CLIENTES DE DUDOSO COBRO
1 Introducción
Las cuentas a cobrar se caracterizan por ser representativas de derechos, siendo cuentas
de activo, y como tales nacerán en el momento en que se genere el derecho de crédito.
En las relaciones con los clientes y deudores pueden presentarse ciertas situaciones
conflictivas que inducen a prever la no realización de los correspondientes créditos
(créditos litigiosos, suspensiones de pago, etc.). Estos créditos pueden verse afectados
por circunstancias que impliquen una pérdida de valor de los mismos; una de tales
circunstancias es la insolvencia.
Las cuentas a cobrar se depreciaran cuando sus expectativas de cobro decaigan
sensiblemente o se anulen como consecuencia de factores externos al control de la
empresa.
La determinación de cuándo se debe considerar fallida una cuenta de cliente, muchas
veces no es fácil debido a que pueden existir varias opiniones, y como tales de
apreciación subjetiva. Sin embargo, la experiencia de la empresa puede hacer que en
base a determinados criterios, se vaya clasificando las cuentas fallidas, sobre las que no
se prevé el cobro una vez efectuadas las gestiones pertinentes.
La calificación de un cliente o deudor como de dudoso cobro surgirá del conocimiento
por parte de la entidad de la escasa solvencia del mismo, bien por referencias externas,
bien por haber experimentado el impago de determinadas facturas o efectos comerciales
en los correspondientes vencimientos.
Desde el momento que exista una presunción justificada de que el cobro de un derecho
no se va a realizar por su importe nominal, y siempre que sea posible su evaluación
racional, convienen reconocer la pérdida experimentada por el activo, así como la
incidencia de dicha pérdida en los resultados del ejercicio en que la misma se ponga de
manifiesto.
A fin de que no figure en el Balance en la cuenta de "Clientes" importes que no tienen
una realización inmediata, se traspasará los importes que supongan una disponibilidad
lejana, dudosa o parcial a la cuenta "Clientes de dudoso cobro".
Al efectuar un análisis financiero de las cuentas a cobrar mediante ratios, es interesante
realizar un análisis de la antigüedad de las deudas de clientes. Este análisis puede
realizarse mediante un desglose del saldo deudor en zonas que comprendan todos los
saldos pendientes de cobro respecto de las ventas de cada mes, expresando el importe y
el porcentaje de las cuentas a cobrar en función de las ventas efectuadas dentro de los
últimos 30 días, de 31 a 60 días, de 61 a 90 días, de 91 a 120 días, etcétera. Podremos
observar así el volumen de cobros pendientes en relación a la antigüedad de la venta, y
también el volumen de los cobros pendientes que se desplazan con más antigüedad.

La Ley de sociedades Anónimas, art. 104, establece las reglas que deberán observarse
en la valoración de los elementos de activo, “ los créditos figurarán por su importe
nominal, a no ser que hubiera disminuido la solvencia del deudor, o la posibilidad de su
cobro, en cuyo caso se tendrá en cuenta el valor probable de realización:”
El art. 82.2 del R.I.S. identifica tres clases de créditos en los que se entenderá que queda
suficientemente justificada la calificación de crédito moroso.
a) Situación de insolvencia declarada. Aquellos créditos en los que el deudor se
halle en quiebra, suspensión de pagos, concurso de acreedores o situaciones
análogas.
Desde el mismo instante de la declaración por el Juez de esta situación se puede
considerar el crédito de dudoso cobro, “con independencia de la la insolvencia se
califique de provisional o definitiva” (Sanz Gadea, 1988, p. 443).
b) Litigiosos. Aquellos créditos reclamados judicialmente o sobre los que el
deudor haya suscitado litigio de cuya resolución dependa, total o parcialmente, su
cobro (art. 82.2. del R.I.S.)
c) Morosos. El R.I.S. considera créditos mororos “aquellos en que hayan
transcurrido, como mínimo, seis meses desde su vencimiento sin que se haya
obtenido el cobro” (art. 82.2. del R.I.S.)
Esta clasificación va a condicionar la cuantía de la dotación, pues la misma va a
depender del tipo de insolvencia que consideremos.
Así los créditos dudosos pertenecientes a las categorías de insolvencias declarada y
litigiosos no tienen limitación en su dotación.
Por lo que respecta a los créditos dudosos catalogados como morosos, el art. 82.4,
tercera, del R.I.S. establece que tienen limitada la dotación en función del tiempo
transcurrido según la siguiente tabla expuesta en el citado artículo:

Tiempo transcurrido desde el vencimiento Porcentaje
Mas de seis meses sin exceder de doce 25
Más de doce meses sin exceder de dieciocho 50
Más de dieciocho sin exceder de veinticuatro 75
Más de veinticuatro meses 100

La consideración de un saldo como de dudoso cobro implicará igual consideración y en
la misma medida respecto de los intereses y demás rendimientos de la operación
reclamados al deudor. Hace referencia aquí a aquellos intereses y demás rendimientos
que se han devengado desde el momento del vencimiento y aquel en que dicho crédito
puede ser calificado de dudoso cobro. La consideración como de dudoso cobro de un
crédito no interrumpirá el devengo de los intereses estipulados contractualmente, sin
perjuicio del incremento que resultase procedente en la provisión para insolvencias.
Tendrán que ser calificados como dudosos los créditos, vencidos o no, en los que sin
incurrir las circunstancias de morosidad, presenten dudas razonables sobre su reembolso
total en el momento y forma previsto contractualmente, por incurrir su titular en
situaciones que supongan un deterioro notable de su solvencia, identificando como
tales:
• Patrimonio negativo
• Pérdidas continuadas
• Retraso generalizado en los pagos
• Estructura económico-financiera inadecuada.
• Saldos reclamados judicialmente por la entidad
• Saldos sobre los que el deudor haya suscitado litigio de cuya resolución depende
el cobro.
• Activos cuyos titulares estén en suspensión de pagos o de quita y espera.
• Otras causas análogas
2 Las provisiones para insolvencias en operaciones de tráfico.

La contabilidad ha de registrar la posibilidad de que algún cliente o deudor no haga
frente a su obligación de pago.
El principio de prudencia valorativa aconseja reconocer las pérdidas aun cuando sean
latentes, por tanto, desde el momento que existan razones suficientes para dudar de que
el cobro no se va a producir en el momento pactado, conviene reconocer la depreciación
experimentada.
La contabilización de este riesgo se realiza a través de las dotaciones a las provisiones
de insolvencias. Estas dotaciones deben considerarse como un gasto de la explotación
del ejercicio.
Por tanto, deberán registrarse las correcciones valorativas que procedan mediante la
correspondiente dotación a la provisión en función del riesgo por insolvencias que
presenten los derechos de cobro.
Desde que aparece la insolvencia de un cliente hasta que ésta es definitiva, pueden
transcurrir varios ejercicios, si no reconocemos la depreciación de valor de los derechos
de cobro, en el activo del balance aparecerán unos derechos de cobro que quizás no se
realicen nunca.
Al mismo tiempo se han repartido unos beneficios que no eran ciertos.
La dotación a la provisión supone una corrección de los ingresos de la empresa y
repercutirán en el resultado del ejercicio.
3 Definición de las cuentas del plan general de contabilidad.
Subgrupo 43 Clientes
(436) Clientes de dudosos cobro
Esta cuenta recibe los saldos de los clientes, documentados con facturas o
letras de cambio, en los que concurren circunstancias de insolvencia, por lo
que es razonable dudar que las cantidades debidas sean satisfechas en el
futuro, hayan llegado o no a la fecha de vencimiento en este momento.
Se registrarán aquellos créditos que aún no se consideran definitivamente
perdidos.
Aunque se mantiene el derecho de cobro, existe el riesgo de que el pago no
llegue a hacerse efectivo.
Subgrupo 49 Deterioro de valor de créditos comerciales y provisiones a corto plazo
El PGC define este subgrupo como cobertura de situaciones latentes de insolvencias de
clientes y deudores.

(490) Deterioro de valor de créditos por operaciones comerciales
Provisiones para créditos incobrables, con origen en operaciones de tráfico.
(694) Pérdidas por deterioro de créditos comerciales
Se contabilizarán en esta cuenta las correcciones valorativas, realizada al
cierre del ejercicio, por depreciación de los créditos concedidos a clientes y
deudores.
(794) Reversión del deterioro de créditos comerciales
Importe de las provisiones existentes al cierre del ejercicio anterior.
(650) Pérdidas de créditos comerciales incobrables
Gastos por insolvencias en firme de clientes y deudores.

Ejemplo
Un cliente de la sociedad Lux , que debe 8.500.000 €, ha cerrado su comercio por no
poder hacer frente, por el momento, a sus deudas a las fechas de vencimiento.
Lux decide clasificar el crédito concedido como dudoso.
------ xxx ------
8.500.000 (436) Clientes de dudoso cobros a (430) Clientes 8.500.00
------ xxx ------
8.500.000 (694) Perdidas por deterioro de créditos por operaciones comerciales
a (490) Deterioro de valor de créditos por operaciones. Comerciales 8.500.000

Fuente; © Jose Ignacio González Gómez
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               
 

Respuestas (1)
 


Volver Responder
 
Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Enlace a una
imagen

Mensaje