EL DEFENSOR DEL PACIENTE     Fecha  9/10/2014 12:23 
Host: No mostrado/ Not shown    IP: No mostrado/ Not shown    Sistema: Windows NT


Volver al foro Responder COMUNICADO: Condena al SESCAM por alta indebida a un paciente que estaba sufriendo un infarto con resultado de muerte.   Admin: Borrar 	mensaje
 
Mensaje
DEFENSOR DEL PACIENTE

Distinción “Pablo Iglesias 2014” de la UGT

C/ Carlos Domingo nº 5 – 28047 Madrid

Telf./Fax.: 91 465 33 22

Telf.: 91 755 41 53

[email protected]

www.negligenciasmedicas.com

Lunes, 6 de Octubre de 2014



COMUNICADO: Condena al SESCAM por alta indebida a un paciente que estaba sufriendo un infarto con resultado de muerte.



El Tribunal Superior de Justicia de Castilla la Mancha, en Sentencia tramitada por los Servicios Jurídicos de ‘El Defensor del Paciente’ ha condenado al Servicio de Salud de Castilla la Mancha al pago de una indemnización de 99.000 Euros, más intereses desde la fecha de la reclamación administrativa y costas, por dar un alta indebida a un paciente que estaba sufriendo un infarto.



Con fecha 10 de abril de 2006 Don J. R. M., de 54 años, comenzó a padecer dolor en el pecho de carácter leve. En la tarde del 15 de abril la situación se agravó con el surgimiento de un dolor torácico muy intenso y de carácter opresivo que irradiaba al brazo izquierdo y al cuello, acompañado de debilidad, sudoración, dificultad respiratoria, razón por la que decidió acudir al Centro de Atención Primaria de Los Yébenes (Toledo). En dicho centro le realizaron un electrocardiograma que mostró una serie de alteraciones eléctricas. Con esta clínica, los resultados del electro y los antecedentes (obesidad, fumador, hipercolestolemia, sedentarismo y estrés) los facultativos del Centro de Atención Primaria consideraron que el cuadro era sugestivo de angina de pecho, razón por la que le administraron Adiro 100 y Cafenitrina y recomendaron el ingreso inmediato en el Servicio de Urgencias del Hospital Virgen de la Salud (Toledo) a fin de llevar a cabo un estudio más profundo del paciente. A las 22:00 horas del 15 de abril de 2006 tuvo lugar el ingreso en el Servicio de Urgencias. Tanto el paciente como su familia refirieron al cuerpo médico cada uno de los síntomas que habían motivado el ingreso y exhibieron el informe emitido por el Centro de Atención Primaria: Dolor torácico irradiado a miembro superior izquierdo y cuello, acompañado de debilidad, sudoración, dificultad respiratoria y malestar general. Allí, la exploración física fue mínima y deficiente en comparación con la exploración realizada por el médico del Centro de Atención Primaria. El Servicio de Urgencias hizo caso omiso de los signos advertidos por el médico de cabecera y procedió a la realización de un electrocardiograma y radiografía de tórax pero no se solicitó una analítica con determinación de enzimas cardiacas a fin de descartar una posible angina de pecho.



El paciente fue dado de alta con un diagnóstico de dolor torácico, sin indagar sobre la causa del mismo. En los días que siguieron la situación clínica no varió, razón por la que, 4 días después, el 19 de abril de 2006 el paciente decidió acudir a su médico a fin de que valorar a su estado clínico. Sin embargo, cuando se dirigía al trabajo donde consultaría al médico, sufrió un intenso dolor en el tórax con sensación de ahogo, razón por la que fue atendido por el SAMUR. A pesar de los esfuerzos del SAMUR para reanimarle, entró en parada cardiorrespiratoria, falleciendo. El Informe de autopsia constató la existencia de un taponamiento cardiaco como causa del fallecimiento.



La Sentencia acoge los argumentos del Letrado de ‘El Defensor del Paciente’, indicando que: “Se omitieron pruebas diagnósticas necesarias pertinentes en el supuesto analizado antes de dar el alta. Hubiera resultado necesaria la realización de una prueba de enzimas cardiacas antes de proceder al alta, lo que en muy probable que hubiera permitido diagnosticar la patología padecida por el paciente en ese momento (luego constatada en la autopsia) y ofrecer, así, posibilidades de tratamiento de la misma. El infarto cardiaco en España tiene una mortalidad del 30%. Por esta razón, el paciente perdió un 70% de probabilidades de supervivencia, lo que hace que se reduzca en un 30% la indemnización fijada en el Baremo”.



Según Carmen Flores, Presidenta la Asociación ‘El Defensor del Paciente’: “resulta inadmisible que un beneficiario de la Seguridad Social fallezca por un infarto que estaba dando la cara desde el primer momento por falta de medios y de sencillas pruebas diagnósticas que habrían detectado el problema y evitado una muerte de un paciente tan joven”.



La defensa de los intereses del paciente ha sido dirigida por Servicios Jurídicos de ‘El Defensor del Paciente’.



DEFENSOR del PACIENTE
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               
 

Respuestas (0)
 
  • » COMUNICADO: Condena al SESCAM por alta indebida a un paciente que estaba sufriendo un infarto con resultado de muerte. « - EL DEFENSOR DEL PACIENTE - 9/10/2014 12:23


Volver Responder
 
Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Enlace a una
imagen

Mensaje