C.javier    piterpuig@hotmail.com Fecha  5/02/2016 22:39 
Host: 83.37.127.232    IP: 83.37.127.232    Sistema: Windows NT


Volver al foro Responder Dia de lluvia   Admin: Borrar mensaje
 
Mensaje
DIA DE LLUVIA
Después del medio día las nubes taparon el cielo. Allá a lo lejos se ven algunas montañas blancas por la nieve
Los caminos que poco antes estaban cubiertos de hojas, ahora se levantan del suelo y vienen a estrellarse contra mi cara, mi cazadora y el pantalón.
Entonces en una carrerilla bajo el sendero del bosque, aquel sendero que baja en medio de las luciérnagas que en las noches serenas se esconden en sus laderas como pavesas encendidas.
Pronto llego a mi casita, donde las gallinas entran en su cabaña, y el perro se esconde entre la hierba seca del pajar.

Me voy a mi despacho, pero hace frio. No tengo ganas de escribir.
Un gallo canta y su sonoro cantar se debe oír lejos, porque otros gallos le contestan desde la vecina montaña.

Yo me acerco al fogón de la chimenea, donde arrimé varios troncos, y me pongo a pensar.

Miro a mi alrededor, y veo la imagen de la Virgen, alta y hermosa en su pedestal.
Entonces pienso en su juventud. ¡Qué belleza de jovencita en su juventud.
Ya ha cumplido sus dieciséis añitos y debe irse del templo.

Entonces su novio, José prepara una hermosa y engalanada carroza, y en compañía de unos amigos va a recibir la bendición del sacerdote para traer a María a su casita de Nazaret donde está deshabitada desde que sus padres han fllecido.

Era una hermosa tarde de mayo, el mes de las flores, cuando María, después de casi trece años de ausencia regresa a su casita.
Todo le recuerda a sus Padres Joaquín y Ana.
Aún está en los armarios la ropa que Ana dejó a su hija para su regreso. Todo está en orden.

Pero la casa ha sido desfigurada por causa de una calzada romana que los soldados romanos han hecho por su huerto.

Ya el crepúsculo vespertino cubre con su manto oscuro toda la ciudad.
José mira con cariño a su esposa, y le da un beso. Le dice que mañana vendrá a verla, y María se queda en compañía de su futura cuñada, pues pronto se llevarán a cabo las bodas, y ya se aman como si fuese su verdadera cuñada.

Los niños y niñas de Nazaret, los que tiraban flores a María y a José en la Carroza, ahora se van al lado de la Virgen la besan, la acarician y luego se van a sus casitas que están bastante cerca.

María queda solita.
Va a la cocina, prepara su cena. Una cena de niña. En la lacena encuentra de todo, porque su futura cuñada le dejó de todo.

Canta un salmo, que no entiendo. Luego deja sobre la mesa una hogaza de pan, una taza de leche humeante, varias piezas de fruta y agua,
Antes de comer, se arrodilla, hace un poco de oración y luego se sienta a la mesa.
Después, alumbrada por una vela o un farolillo entra en una habitación y ya no se ve.

Esta es la primera noche de María en casa de sus padres.
A la mañana siguiente amanece un sol que ilumina un huerto bien lleno de flores por todas partes.
Un joven, con una sierra, un cesto y un trozo de madera llama. Sale María.
Es José que va a trabajar. Hoy tiene que arreglar una carreta romana, y tal vez se vaya a pie hasta Cafarnaúm, donde tiene varios primos.

Mira con cariño a María, y María le da la mano.
Así se despiden, mientras José atraviesa un sendero, sale a un camino, que parece una calzada y se va subiendo una colina donde se pierde de vista.
Entretanto María prepara la casita, poniendo flores en varias pequeñas mesitas. Luego se va al huerto y con una jarra de metal riega las florecillas que brotan por doquier.

El sol ya calienta y se pone en el telar.
Luego de rodillas en adoración hace oración.
Pasa un tiempo y sigue en el telar un rato, y luego se acerca a la ventana para bordar un ratito.
Dos niños pequeños vienen junto a ella. Hablan, juegan, y María les enseña a orar. Son sobrinos de José que luego sería Judas Tadeo y Santiago.

Después se acerca la madre. Y pregunta a la Virgen si se portaron bien.
Trae una cazuela con comida, la que María agradece. Luego las dos juntas comen y hablan y sonríen, tal vez están preparando la boda. No lo sé.

Ya de noche llegó José, que le saluda, y junto con su cuñada, María de Alfeo se van a su casa, que está cerca, tal vez a doscientos pasos.

Así van transcurriendo los días.
José es un joven bien apuesto y hermoso, fuerte, moreno, no muy alto, ojos marrones, de un mirar franco y alegre. Es un joven en plena juventud que siente la alegría de vivir.

Un día en que José viene de trabajar, se sienta y entrega a la Virgen fruta y hortalizas, porque cuando un cliente no puede pagarle le regala algo para comer.- Y José deja todo sobre la mesa.

Pero ese día ha sucedido algo maravilloso. Un ángel había bajado desde el cielo para decirle a María que Dios lo enviaba para pedirle que aceptase en ser la Madre de Dios.
José observa que la casa huele a un perfume hermosísimo, y pregunta de qué rosal había conseguido tal perfume.

La Virgen calla y se sonríe.
Luego le dice:
-José, casi nunca tengo nada que contarte. Pero hoy sí que tengo algo que contarte.

José que ya se iba le dice mientras se sienta en un taburete:
-Pues cuéntame, yo te escucho.
-José, me agradaría ir a Hebrón. Nuestra prima Isabel está embarazada de seis meses y necesita mi ayuda.

José que oyó eso, abre tamaños ojos, que se queda desconcertado. Luego dice.
-¿Embarazada nuestra prima tan anciana que es?. Habrás oído mal, o tal vez te engañaron. Es que…por la edad…parece imposible.
-Quien me lo ha dicho no engaña. Y si tú me dejas iría a pasar unos meses con ella.
-Ya sabes María que tus deseos son mis deseos. Por lo tanto vete cuando quieras. Pero ¿podrías esperar a la próxima semana? Te lo digo porque tengo que ir a Jerusalén y así te acompaño hasta Jerusalén.
-Sí, José. Esperaré.

Y José se marchó pensando que su prima en su ancianidad iba a tener un hijo.
Además tenía que ser cierto por dos razones: Porque se lo ha dicho María y porque María aseguraba que quien se lo había dicho no miente.

Y en estos momentos ladra mi perro. Miro hacia el jardín, y ya no llueve.
Entonces salgo un rato a cerrar la cancela, y me puse hacer la cena, que hoy iban a ser dos huevos fritos, unas lonjas e jamón, un yogur, pan y agua.
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               
 

Tabla de contenidos (2)
 





Volver Responder
 
Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Enlace a una
imagen
Notificar por e-mail respuestas.

Mensaje


Códigos para formatear el texto del mensaje
Códigos para añadir emoticones
Tabla de colores

    

En responder...
  Seguir en este debate     Volver al índice