c.Javier    piterpuig@hotmail.com Fecha  9/06/2016 23:39 
Host: 83.36.27.27    IP: 83.36.27.27    Sistema: Windows NT


Volver al foro Responder Jesus anunci su muerte   Admin: Borrar mensaje
 
Mensaje
Jesús anuncia su muerte.

Los Apóstoles van andando por un sendero que baja lentamente hacia el Mar.
Quieren llegar hasta el Lago Merón donde descansarán seguramente para llegar al día siguiente a Nazaret.

Mientras caminan hablan de la bondad de María. Todos la alaban llenos de admiración por su caridad, por su fe y por tantas obras buenas que hace, por ejemplo quedarse noches enteras con algún moribundo para aliviar a la familia y dar algún consuelo al que deja esta vida.

Los campos por donde pasan están cubiertos de vegetación en flor. El mismo suelo parece una alfombre de flores, mientras el sol de primavera alumbra rodando por el cielo azul

Llegan junto a un río bastante caudaloso, pero que se pudiera pasar a pie.
Entonces Jesús dice:
Sentémonos y comamos. Estamos cansados y aquí hay sombre y agua cristalina donde podemos apagar nuestra sed.

Todos se sientan y reparten entre si los pocos alimentos que llevan: Pan, aceitunas, algunos puñados de granos, algún queso que traen los pastores, aquellos que han visto la Gloria de Dios en el ángel que les anunciaba que el Mesías acababa de nacer.

Cuando terminan de comer aún sigue la conversación sobre María.
Entonces Jesús dice:
-María es la mujer más querida por Dios, y sin embargo también ella tendrá que sufrir mucho. Dos cosas le causarán dolor.
-¿Dos cosas Señor? ¿Cuáles?
-Una Yo. Otra todas las generaciones nacidas presentes y por nacer.
-¡No digas que tú le causarás dolor. !!Jamás se lo has causado. ¡Eres su alegría!
-Yo seré el redentor. Y debo redimir con mi carne y con mi espíritu. Ella será la corredentora, y también sufrirá mi muerte en un sufrimiento terrible, imposible de explicar.
Las generaciones todas causan dolor a Maria, porque a ella acudirán como a una Madre todas las personas. Y en realidad será la madre de todos.
Una madre sufre por los hijos enfermos y que se pierden.
Yo tengo que morir de una muerte infame. Una muerte en un cadalso, en una cruz. Crucificado. Ella sufrirá por un Hijo que jamás le ha hecho sufrir pero así será.

Entonces todos los Apóstoles y discípulos comienzan a decir que jamás será así, puesto que todos perderían la fe en Él.
Pedro lo toma de un brazo. Lo retira un poco, y le habla bajito. Jesús que es mucho más alto que Pedro se inclina a escuchar atentamente todo lo que Pedro le dice.
-No pienses eso Jamás, Señor. Aquí estamos nosotros para defenderte. Aparta de Ti esa idea. Por ninguna cosa del mundo pienses en tal cosa. Lo que tienes que hacer es reducir a cenizas a todos tus enemigos. Así escarmentarán, y verás cómo nos dejan en paz. Yo estoy dispuesto a dar mi vida por ti.

Entonces Jesús, que había escuchado pacientemente a Pedro, se endereza. Alza la voz muy enfadado, y dice:
Lárgate de aquí tú, que en estos momentos eres un satanás que me aconsejas no obedecer a Mi Padre. ¡Para eso he venido, y no para las honras y los aplausos! Al aconsejarme así tratas de seducirme al mal. ¡Largo de aquí! Eres para Mí motivo de escándalo.
No comprendes que la grandeza consiste en la Caridad y en el Sacrificio ¡Nada importa sufrir como gusanos si Dios nos tiene como ángeles! No comprendes lo que es la grandeza de Dios y sus motivos. Juzgas, ves y opinas como los humanos.

Jesús calla. Luego pasa descalzo el rio, y detrás todos los demás. Pedro se quedó el último, y llora y llora sin consuelo, porque siente haber ofendido al amigo que más quiere, tratando de aconsejar al mismo Hijo de Dios.

Todos tratan de consolarlo. Pero Pedro no hace caso,
Se acerca su hermano Andrés y le dice que vaya a Jesús. Pero Pedro dice que no, porque lo ha ofendido mucho.

Entonces Andrés se adelante, se acerca a Jesús y ruega y ruega por su hermano.
Por fin Jesús le die.
-Si llora se lo ha merecido. Debe ser el primero en mi Iglesia. Por eso debe saber que los juicios de DIOS SON SIEMPRE ACERTADOS AUNQUE NOSOTROS NO LOS ENTENDAMOS.
Anda, ve y dile que se acerque.

Andrés va junto a su hermano. No se atreve a acercarse a Jesús, pero lo empuja con fuerza. Y Jesús le pone una mano sobre el hombro y le dice.
-Ven aquí, muchachote tonto.
Debo sufrir, debo morir, y ya muy pronto. Es necesaria mi muerte para la Redención. Es necesario que resucite. Tú eres la piedra fundamental de mi Iglesia…..y
Y poco a poco se van alejando hablando mientras se acercan hasta el Lago Meron donde pernoctarán. Mañana estarán en Nazaret.
Me g                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                
 

Tabla de contenidos (0)
 





Volver Responder
 
Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Enlace a una
imagen
Notificar por e-mail respuestas.

Mensaje


Códigos para formatear el texto del mensaje
Códigos para añadir emoticones
Tabla de colores

    

En responder...
  Seguir en este debate     Volver al índice