c.Javier    piterpuig@hotmail.com Fecha  30/07/2016 18:13 
Host: 88.21.188.124    IP: 88.21.188.124    Sistema: Windows NT


Volver al foro Responder S,Fcº de Asís   Admin: Borrar mensaje
 
Mensaje
Algo sobre la vida de San Francisco de Asís.

San Francisco de Asís era, como lo somos nosotros, un predestinado por Dios para el cielo. Pero por equivocaciones de su juventud ha vivido una vida disoluta y licenciosa.

Pero he aquí que Dios llenó su camino de espinas y abrojos para que retrocediera y volviese al buen camino.-
Entre otras cosas le envió una terrible enfermedad que lo puso al pie de la muerte.

Esa enfermedad no se ha historiado. Ha permanecido en el silencio. Debió de ser una enfermedad que dejaría en él mella para el resto de sus días.

Entonces se fue de la casa materna, y se fue vivir a una cueva en el monte.

Desde este momento Francisco sometió a su cuerpo a demasiados sacrificios y penitencias, de tal modo que un día diría: “He pecado contra mi cuerpo tratándolo mal”.

Sí. Trató mal a su cuerpo porque creía que lo principal era el espíritu. Ha sido muy riguroso consigo mismo.
Comía muy poco, y lo que comía era a veces antihigiénico. Basuras que tiraban por los contenedores, manjares de mal gusto.
Por eso ha contraído varias enfermedades. Ha padecido mucho del estómago, y se cree que a causa de la poca alimentación, que no era suficiente, y de los ayunos continuos, además de lo poco cocidos, se agravó su dispepsia, y su ulcera llegó a ser tan mala que se supone por médicos experimentados, que fueron la causa de un cáncer de estómago.,
Aun así no estamos seguros si llegó a ser cáncer. Pero ha padecido también del bazo y de hipocondrio.

Podemos agregar alguna depresión endógena, y tal vez psicológica.

Pero en cuanto pudo comprender que todo su sacrificio hecho por amor a los malvados y a Dios era eficaz para salvar almas, no se privó de seguir ayunando y durmiendo poco, además de ir pidiendo limosna por varios pueblos porque los compañeros no querían ir que les daba vergüenza.

En esa ansia de extender el amor a Cristo Crucificado vino a España.
De España quería pasar a Marruecos, pero no pudo, porque unas fiebres terciarias y su mal estado se lo prohibieron.
Un Obispo ha tenido compasión de él y lo tomó en su casa. Allí, poco a poco se repuso de su mal estado. Pero las ansias de dar a conocer a Cristo hicieron que dejara ese lugar y siguiera predicando por el mundo, comiendo lo más miserable que encontraba.

Cierto que a veces era invitado por gente pudiente. Pero comía muy poco, y su cuerpo ya delgado seguía debilitándose.

Total que murió muy joven, cuando ya su congregación comenzaba a extenderse por todas partes.

En aquel tiempo Dios le había revelado que su congregación llegaría a crecer hasta esparcirse por todo el mundo.

Podemos decir que poco a poco llegó a ser un santo lleno de alegría, que esperaba la muerte para gozar de las dichas y felicidad del cielo.
Más o menos esta ha sido la vida dolorosa de Francisco de Asís, el pobrecillo que dejó todas las comodidades de su casa para abrazar la pobreza y vivirla a ejemplo de Cristo que no quiso ser rico, aunque pudiera tener lo todo.
11                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                
 

Tabla de contenidos (0)
 





Volver Responder
 
Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Enlace a una
imagen
Notificar por e-mail respuestas.

Mensaje


Códigos para formatear el texto del mensaje
Códigos para añadir emoticones
Tabla de colores

    

En responder...
  Seguir en este debate     Volver al índice