R.E.    rencabo@cafmadrid.es Fecha  22/09/2003 10:29 
Host: 195.53.79.18    IP: 195.53.79.18    Sistema: Windows XP


Volver al foro Responder FUERZAS ABSOLUTIZADAS: PODER, TENER, RAZA , NUMERO Y SUJETO   Admin: Borrar 	mensaje
 
Mensaje
Desde el pasado jueves se está celebrando en Burgos el Congreso Nacional de Misiones. El pasado viernes, tuvo una ponencia el Arzobispo colombiano LUIS AUGUSTO CASTRO QUIROGA, de la cual cuelgo aquí un extracto. El arzobispo toma como punto de partida –de uno de los apartados de su intervención- un comentario al texto de la carta a los Efesios (cap. 6, vers. 12) que habla de unos poderes negativos “que están en las alturas”, y manifiesta, de un modo concreto y estupendo, como estos poderes negativos tienen hoy día una concreción real en nuestro mundo. Pienso que la lectura del texto nos puede servir a todos de reflexión.
Román Encabo


“Pablo habla de poderes negativos y cuando dice que están en las alturas no es que vuelen sobre nuestras cabezas sino algo más concreto aún:
Estos poderes y principados no existen como realidades separadas de las instituciones humanas sino están encarnadas en ellas. Claro está que tienen su origen en el pecado de personas concretas, como anotaba Juan Pablo II en la Sollicitudo rei Socialis, pero esos pecados han trascendido a las personas y a los tiempos y se han apoderado de estructuras e instituciones a las que han contaminado. Y se llega entonces a descubrir que estas realidades ya no se identifican con los individuos particulares sino que están encima, detrás y dentro de los mismos para actuar por medio de ellos. Hay un espíritu que se ha encarnado en la institución, en la estructura y que los agarra a todos y los arrastra hacia una forma negativa de acción. Este poder maligno, como dije, no existe como realidad separada de las instituciones humanas sino encarnado en ellas como la contaminación del río no existe separada de éste sino metida en el mismo y alterando la vida y relaciones de los peces. A veces las personas metidas en esas estructuras malignas no logran discernir la situación, no se dan cuenta de lo negativo de su actuar. Veamos algunos ejemplos de estos ríos contaminados o sea de esas fuerzas absolutizadas.
FUERZAS ABSOLUTIZADAS
PODER.
1. Los regímenes que eliminan la vida para aumentar el poder y acabar con la oposición.
2. Los movimientos de terror y de violencia para quienes la vida de los seres humanos no es sino un medio para los propios fines.
3. Los grupos de odio de inspiración nazista muy en boga ahora en los Estados Unidos y otros países.
TENER
1. El capitalismo salvaje cuya finalidad es el aumento de producción y de bienes sin sensibilidad por la vida de los pueblos pobres.
2. El narcotráfico internacional para el que la vida de los demás es solo un medio de enriquecimiento.
3. El trafico internacional de armas que vive de los conflictos nacionales e internacionales.
4. El tráfico internacional de seres humanos, trata de blancas y de niños.
RAZA
1. La limpieza étnica muy en boga donde hay luchas nacionales o luchas tribales o donde se quiere eliminar a algún grupo.
2. El racismo vivido en muchos países y en unos cuantos ya superado.
3. Los procesos de eliminación de pueblos enteros, como las minorías indígenas, con el dilema de que o se asimilan a nuestro modo de ser o se acaban.
SUJETO
1. La ideología indiferentista que prescinde totalmente de la trascendencia y eleva a cada ser humano a autor individual de su propio punto de llegada.

Uno de esos ríos contaminados es el PODER cuando se convierte en leyes que esclavizan a través de los dominadores de este mundo (1 Cor 2). Se vuelve demoníaco, tirano, opresor. El caso es que se ha absolutizado y ha usurpado el lugar que solo a Dios le pertenece. El poder se daña y causa estragos, sufrimiento y muerte. Se traduce en regímenes crueles, en luchas étnicas, en situaciones de opresión y de guerra.
Un segundo río contaminado es el DINERO o la ganancia del mismo a cualquier costo. Tan necesario como es, se puede volver un ídolo, un poder absolutizado al que todo se debe sacrificar y al cual hay que adorar. Por eso Marx hablaba del fetichismo hacia el dinero. La lucha para que el dinero deje de ser un ídolo al que todo se inmola, no es lucha contra los seres humanos sino contra esa contaminación, contra esa fuerza que domina sus acciones. El narcotráfico internacional es el más dramático ejemplo del tener absolutizado. Le sigue todo el capitalismo salvaje y el comercio internacional de armas.
Otro río contaminado es el NUMERO. Habiendo fascinado a tantas escuelas, el número se absolutizó, se consideró un poder absoluto así que todo lo que no pudiera expresarse con números quedaba descalificado, sin valor. Hoy se reacciona con fuerza ante ese reduccionismo.
Un cuarto río contaminado es el caso o la FORTUNA. Según el liberalismo salvaje, es el caso quien rige el universo. Es la mano invisible de que hablaba Adam Smith. No hay culpables de la justicia o de la injusticia porque eso no depende de las personas sino depende del caso.
Un quinto río contaminado es la RAZA. Tan importante como es en la vida humana, en la supervivencia y estructuración de las comunidades, sin embargo, también se puede contaminar. Penetrada por el poder maligno se transforma en racismo, en apartheid, algo que va más allá de las personas, sean los colonos blancos o los pueblos negros unos y otros a su modo piadosos y devotos.
Un último río contaminado es EL SUJETO MISMO que se ha colocado como norma suprema y como dios de sí mismo y ha generado el subjetivismo desbocado que vivimos en la actualidad.
Estos son algunos ejemplos de ríos contaminados. Hay tantos otros. Pero su importancia está en que mientras queremos salvar a los pececitos, ellos destruyen el contexto. Mientras queremos avanzar hacia el norte, ellos nos arrastran hacia el sur para evocar otra vez la figura de Perry y su viaje polar en trineo hacia el norte sobre el témpano de hielo que se movía hacia el sur.
Estamos frente a enormes desafíos misioneros que van más allá de los desafíos territoriales. Es la misión alternativa, que desea colocar los valores del Reino allí donde imperan los antivalores para que estas realidades vuelvan a ocupar su lugar y dejen de ser realidades absolutizadas, esclavizantes, tiranas” .
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               
 

Respuestas (5)
 


Volver Responder
 
Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Enlace a una
imagen

Mensaje